Absentismo laboral en España

En España existe gran cantidad de personas que por diversos motivos participan en el absentismo laboral. Esto hace que las empresas pierdan gran cantidad de dinero. Generando también una carga laboral para el resto de trabajadores que se podrá traducir como un mal clima a la hora de realizar la actividad.

Cuando los motivos por los que el trabajador no acude a su puesto comienzan a no sustentarse o parecer excusas es cuando comienza a investigarse si realmente existe absentismo laboral. En estos casos contratar a detectives privados en Marbella suele ser una de las opciones. La actividad conlleva al incumplimiento del contrato que vincula a ambas partes.

Existen varios tipos de absentismo laboral. Todos ellos pueden ser investigados por profesionales del sector como Zurita Detectives. Entre los más destacados se encuentran:

  • Presencial. El trabajador está en el lugar de trabajo pero no cumple con sus responsabilidades. Esto puede acabar en despido por parte de la empresa.
  • Justificado. No acude al lugar de trabajo ni realiza su jornada laboral. Pero tampoco justifica a nivel de documentación el incumplimiento de la misma. Puede ser vacaciones, enfermedades…
  • Sin Justificación. En esta ocasión destaca que el trabajador no informa de que no hará su jornada. Así como tampoco presenta autorización. Se puede dar un despido justificado en estos casos.

El absentismo laboral es un problema generado tanto para la empresa como para el trabajador. También da lugar a negatividad en la Seguridad Social. Este tema es explicado por detectives privados en Marbella, siendo posible verlo desde varios puntos de vista.

Desde el del trabajador: esto puede ocasionar sanciones en el sueldo e incluso el despido sin indemnización. También puede producir una pérdida de productividad y dar lugar a mala relación con los compañeros.

En su lugar, la empresa tiene unos costes mayores ya que esa actividad deberá ser realizada por una persona que no está en su puesto de trabajo. También genera mal ambiente entre la empresa y los trabajadores y disminuye la productividad de la misma, haciendo en ocasiones que sea muy difícil cubrir los objetivos.

También se ve perjudicada la Seguridad Social ya que supone un gasto en falsas enfermedades y lesiones y el aumento en el número de pacientes a tratar.

Deja una respuesta