Reduce el gasto en impresiones

Cualquier empresa necesita la realización de una gran cantidad de documentos que imprimir. Pero también es imprescindible de alguna forma también reducir este gasto que en ocasiones se nos puede ir de las manos.

Empresas como Arregla tú mismo ofrecen diferentes consejos que harán que veas cómo este proceso puede adaptarse de forma personalizada aún más a las necesidades que tenga tu empresa.

Revisa antes de imprimir

  1. En primer lugar habrá que configurar tanto color como calidad. Si estos documentos están destinados a personas ajenas a la empresa deben de ir a color. En el caso de que tengas algún tipo de problema, el servicio técnico de AEG te ayudará a encontrar la solución esperada.
  2. Por qué no imprimir a doble cara. Si este archivo es de información propia quizá puedes plantearte imprimirlo a doble cara y así ahorrar papel. Esto reduciría a la mitad el número de folios que gastamos.
  3. Comprueba que hay papel. Si no  lo haces podrías gastar tinta de forma totalmente innecesaria.
  4. Elige fuente y tipografía. Hay algunas fuentes que consumen una cantidad mucho más menor de tinta, lo  cual será mucho más fácil a la hora de conseguir reducir la cantidad gastada de la misma.

Cualquier tipo de elección puede influir en esta acción. Los profesionales del servicio técnico de AEG están de acuerdo en que este tipo de medidas influirán de forma directa en el resultado final. Así conseguirás la reducción tanto en la factura como en cuanto a reducción de recursos.

Favorecer al cuidado del medio ambiente siempre será un punto a favor en todos los sentidos. Todo depende de la organización que tengamos a la hora de planificar el día a día. Crear una serie de hábitos entre nuestros trabajadores favorecerá en gran medida al buen desarrollo de la actividad.

Deja un comentario