¿Qué debe incluir mi rótulo?

Diseñar rótulos luminosos parece una tarea sencilla, pero hay que tener en cuenta una serie de factores para que el resultado nos ayude a atraer a los clientes.
Nombre de la empresa: es lo fundamental para que el cliente sepa quienes somos.
Logotipo: debe tener una buena resolución para que se vea bien. Nunca debe ser una imagen pixelada ni copiada de otro lugar. En ocasiones, el nombre y el logo se unen dando lugar a la imagen de marca por la que nos asociará el cliente.
Diseño atractivo a la vista: Aunque los colores brillantes se ven antes que los tonos neutros, es importante que se lea bien. Por eso hay que buscar unos colores agradables a la vista y que se correspondan con nuestra marca corporativa.
Slogan: es una opción que podemos tener en cuenta si nos ayuda a destacar de la competencia. Pero si recarga demasiado el rótulo luminoso lo mejor es apostar por un diseño sencillo.
Una buena empresa de rótulos luminosos será capaz de crear el producto perfecto para hacer que tu negocio resalte entre el resto de comercios de tu entorno.

Deja un comentario